Reunión de la presidenta Armengol con el CSIC y agentes de investigación de las Islas Baleares

El CSIC en las Illes Balears pide un impulso para la Ley de la Ciencia

  • El Gobierno y los principales agentes de investigación de las Illes Balears, incluyendo el CSIC, se comprometen a impulsar un Pacto por la ciencia y la innovación.

La representante del CSIC en las Islas Baleares, Anna Traveset, se reunió el 18 de junio con la presidenta del Gobierno, Francina Armengol, el vicepresidente y consejero de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes, y el consejero de Educación, Universidad e Investigación, Martí March. En este encuentro participaron también los responsables del CES, la UIB, el SOCIB y el Centro Oceanográfico de Baleares y pidieron al Gobierno un impulso para tramitar la Ley de la Ciencia de las Illes Balears apostando por un cambio de modelo que otorgue más peso a la investigación y la innovación.

Durante la reunión, el Gobierno y los principales agentes de investigación de Baleares se comprometieron a impulsar un Pacto por la ciencia y la innovación que establezca un consenso social en la apuesta por la investigación como fundamento del futuro modelo social y económico de las islas. La aprobación de la Ley de la Ciencia, de la que la Consejería de Educación, Universidad e Investigación está terminando el anteproyecto, se convertirá en el primer paso para este pacto. Y antes de eso, se convocará la Comisión Interdepartamental de Ciencia y Tecnología del Gobierno, según explican desde el Gobierno.

En el encuentro estuvieron presentes el rector de la UIB, Llorenç Huguet; el presidente del Consejo Económico y Social (CES), Carles Manera; el vicerrector de Investigación e Internacionalización de la UIB, Enrique García; el director del Sistema de Observación y Predicción Costero de las Islas Baleares (SOCIB), Joaquín Tintoré; la representante institucional del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Anna Traveset, y el director provincial del Centro Oceanográfico de Baleares, Antoni Quetglas.

Según informan desde el Gobierno, después de la reunión, el consejero March valoró la buena sintonía y la coincidencia de objetivos con los agentes de investigación. “La pandemia que hemos vivido nos ha mostrado aún más claramente la importancia de la ciencia para garantizar nuestro bienestar”, dijo el consejero, “y también para definir la diversificación de nuestro modelo económico”. March destacó también que la Ley de la Ciencia “será un texto instrumental, para facilitar la tarea de todos los actores implicados en la investigación” y, en este sentido, se comprometió a buscar la implicación de todos los agentes políticos, sociales y económicos en el futuro Pacto por la ciencia y la innovación.

Por su parte, Traveset valora este compromiso como una condición necesaria para avanzar en el desarrollo de un modelo en el que la investigación y la innovación sean clave para asegurar la sostenibilidad.

Menú